Usted está aquí

AROMA, el concurso brasileño de calidad del café que estimula el consumo nacional | FórumCafé

07/04/2021

Categoría: 

AROMA, el concurso brasileño de calidad del café que estimula el consumo nacional






A diferencia de la mayoría de concursos cafeteros de calidad que tienen como objetivo mostrar al mundo los mejores cafés de un origen para ser vendidos al exterior y obtener altos precios, Brasil cuenta con una competición para promover la calidad entre los productores y los consumidores nacionales, poniéndolos uno frente a otros y facilitando que algunos de los mejores cafés de especialidad producidos en el país puedan ser degustados por los propios brasileños.

El café ha jugado un papel importante en la historia y economía de Brasil desde su llegada a estas tierras en el siglo XVIII y su coronación, años después, como el producto rey de la agroindustria brasileña. Al final del milenio pasado, sin embargo, la expansión agrícola de otras culturas hizo que e loro verde brasileño en cantidades ingentes perdiera protagonismo.

El mundo comenzó a demandar no solo cantidad, sino también calidad en los alimentos y en 1991, atentos a estos cambios y con una visión más allá de su tiempo, doce pioneros y emprendedores comenzaron a vislumbrar nuevas oportunidades comerciales invirtiendo en café de calidad. Juntos fundaron la Asociación Brasileña de Cafés Especiales (BSCA) que aglutina a particulares y empresas del mercado nacional y extranjero de cafés especiales. Su objetivo es difundir y fomentar el mejoramiento técnico en la producción, comercialización e industrialización de cafés especiales, además de promover, sobre todo en las áreas cafeteras, hábitos de preservación del medio ambiente. A través de alianzas de investigación, BSCA trabaja, en la difusión de técnicas de control de calidad y promociona cafés diferenciados para elevar los estándares de excelencia de los cafés brasileños, en general.
 

Actualmente, BSCA es la única institución brasileña que certifica lotes de café que pueden ser monitoreados a través de sellos de control de calidad para cafés especiales, con trazabilidad total a base de numeración individual, que BSCA pone a disposición de los consumidores a fin de que puedan consultar cualquier dato que resulte de su interés.

Por todas sus acciones, iniciativas y éxitos, BSCA es reconocida internacionalmente como la vanguardia de la producción de café fino en Brasil y su concurso Aroma, como el escaparate de los mejores cafés especiales del país.

“Esta competición se celebra anualmente desde hace cinco años con el objetivo de promover el mejoramiento continuo de la calidad de los cafés de especialidad que producen los miembros de nuestra entidad. La evaluación se basa en los mismos criterios de la Taza de Excelencia y en el proceso de certificación de calidad desarrollado por BSCA. Ahora bien, si hay algo que diferencia a nuestra competición de las del resto de su rango es que los lotes ganadores se dirigen esencialmente al mercado interno, en vez de al mercado internacional como suele pasar en la mayoría de las competiciones”, explica Vanusia Nogueira, directora ejecutiva de BSCA.

UN ESTÍMULO DE CALIDAD PARA EL MERCADO NACIONAL

“Para determinar los cafés ganadores, los jueces, certificadores homologados de la Asociación Brasileña de Cafés Especiales, catan todas las muestras y eligen los cinco mejores lotes que puntúan por encima de los 86 puntos para proclamar a los cafés campeones. Sus productores reciben diferentes premios dirigidos a optimizar y mejorar sus plantaciones y la garantía de venta para sus lotes ganadores”, apunta la directora de BSCA. Los cafés son ofrecidos en primera instancia a tostadores, micro tostadores y cafeterías del país de acuerdo con la estrategia de estímulo del consumo interno de café puesta en marcha hace 16 años por Brasil y que ha conseguido posicionar a este origen a la cabeza de consumo de café en los países productores, con alrededor de 6 kg/persona/ año y creciendo (en promedio, esta cifra aumenta alrededor del 3% año tras año).

Aumentar el consumo interno, aseguran desde Brasil, beneficia a toda la cadena de suministro. Estimula la confianza de los productores, y la comunicación más directa con los consumidores favorece que la calidad del café aumente naturalmente. No es lo mismo leer en el periódico o ver en la televisión una noticia sobre la construcción de una nueva plaza en el barrio, por ejemplo, que tener las obras debajo de casa, poder enterarse de primera mano de como es el proyecto e incluso poder ofrecer, como futuro usuario, opinión. Tener al caficultor cerca, favorece la retroalimentación de información por parte de los productores, los consumidores y la industria y ayuda a adoptar más eficazmente estrategias que favorecen un producto ajustado a los requerimientos de la demanda, favoreciendo con ello su venta e ingresos para los que lo producen.

CAMPEONES AROMA 2020

Además, y como ya se ha mencionado, otra particularidad destacada del concurso Aroma de BSCA es que los lotes ganadores tienen compradores garantizados. En esta quinta edición, por ejemplo, en la que han participado 50 cafés, las empresas 3corações, Café do Mercado, Café Salomão, Capricornio Coffees, Lucca Cafés Especiais, Senhor Espresso y Versado Cafés Especiais se comprometieron a adquirir los cafés vencedores a precios superiores a los del mercado convencional.

El campeón, el café de la Fazenda Santa Izabel recibió 2.250 reales (340€) por cada uno de los nueve sacos de 60 kg de su micro-lote presentado al concurso. El subcampeón, un café de la Fazenda Pântano, 2.000 reales (300€) por cada saco; el tercer clasificado 1.750 reales (265€); el cuarto 1.500 reales (225€) y el quinto, 1.250 reales brasileños, todos por bolsa (188€).

El anuncio de los vencedores se realizó en esta ocasión a través del espacio virtual de BSCA en la Semana Internacional del Café, celebrada íntegramente online a causa de la pandemia provocada por la COVID-19. El café ganador de la Fanzenda Santa Izabel es de la variedad Obatá, producido por el grupo Nobletree Farms de mano del caficultor Humberto Filho, en la localidad de Ouro Fino, al sur de Minas Gerais. El micro lote ganador fue beneficiado por vía húmeda y logró una puntuación de 90.3 puntos sobre 100, destacando, entre sus principales atributos, sus aromas y sabores cítricos, afrutados, florales y achocolatados.

Tras este café, se clasificó como subcampeón del concurso, el lote de la variedad Paraíso producido por Jorge Fernando Naimeg en la Fazenda Pântano, en Coromandel, Región Cerrado Mineiro y que obtuvo un total de 89.4 puntos. El tercer lugar, con solo una diferencia de una centésima de punto, 89.3, fue para un café de la variedad Guacamayo procesado por vía natural, de la Fazenda Sertãozinho, en Botelhos, Sul de Minas. El cuarto lugar, por su parte, lo ocupó con 87.5 puntos, un Bourbon Amarillo de la Fazenda Barreiro, ubicada en Poços de Caldas, también en el sur de Minas Gerais y producido por Icatu Agropecuária; mientras que el quinto lugar correspondió a otro café de la variedad Obatá, en concreto un Obatá Amarillo IAC 4739, beneficiado por vía natural en la Fazenda Baobá, en São Sebastião da Grama, en Media Mogiana que alcanzó una puntuación total de 87.4 puntos.

*Puedes acceder a la revista Fórum Café nº84 completa aquí.