PERSPECTIVAS DE CONSUMO DE CAFÉ EN ESPAÑA 2024

PERSPECTIVAS DE CONSUMO DE CAFÉ EN ESPAÑA

ENTREVISTA A YOLANDA BOLAÑOS

 La Organización Internacional del Café prevé que el consumo de este producto durante el año cafetero 2023/24 crezca un 2,2% a nivel global, hasta los 177 millones de sacos frente a los 168,2 millones de sacos del año cafetero 2022/23, esto, eso sí, do la economía mundial continúa creciendo durante este 2024 por encima del 3% y la industria sigue respondiendo con solvencia al sustancial uso de existencias.

Según la misma fuente, los países no productores serán los que hagan la mayor contribución a este incremento, representando el 2,1% del crecimiento previsto.

España se encuentra entre estos países y si bien es cierto que el consumo de café per cápita en nuestro país sigue siendo relativamente moderado en comparación del de otros países consumidores de la zona –en torno a 4 kg/persona/año frente a los 12 kg/persona/año de Finlandia, máximo consumidor europeo - también lo es que la cultura cafetera ha sentado ya unas sólidas bases en España que están contribuyendo a una dinamización de un mercado, favorecido por la premiumización del producto, la ampliación de la variedad de orígenes disponibles y, sobre todo, también, por el interés por nuevas experiencias de consumo y una bebida de mayor calidad.

El hecho es que la cultura del café en España ha experimentado una transformación significativa. El café está de moda y la búsqueda de experiencias sensoriales únicas han llevado, sobre todo entre los consumidores más jóvenes, a un cambio en la percepción del café como una simple bebida cotidiana a un placer refinado. Esta tendencia hacia la calidad y la diversidad en las opciones de café ha impulsado la demanda de variedades premium y de origen, creando, además, un ambiente propicio para la innovación y la diferenciación en el mercado.

Los nuevos consumidores españoles de café no solo buscan satisfacer su necesidad de cafeína, sino también disfrutar de una experiencia de consumo que va más allá de lo convencional, apreciando los matices de sabores, aromas y presentaciones. Y es esta evolución en la mentalidad del consumidor, favorecida por un mayor conocimiento y cultura sobre este producto, la que ha contribuido a este impulso del mercado del café en España, que en estos momentos ya ha vuelto a niveles prepandemia y afronta el futuro más inmediato con el objetivo puesto en nuevos crecimientos de la demanda, nuevos modelos de negocio y el uso de las nuevas tecnologías por parte de las marcas como algunas de las principales estrategias para ganar terreno en el mercado.

PROYECCIONES DE CRECIMIENTO

Según datos de EMR, Empresas de investigación de mercado e inteligencia de negocio, las ventas en el mercado de café de España evolucionarán a una tasa de crecimiento anual compuesta del 5,7% entre 2024 y 2032, lo que supondría una facturación en torno a los 2.007 millones de euros dentro de ocho años (tomando como base para este calcula la última valoración cerrada y disponible sobre gasto doméstico de café que corresponde al año 2022 y que cifra el consumo de café en los hogares españoles en 1.898 millones de euros).

MARCADORES A CERO

Tras la pandemia, una guerra en Europa, graves problemas logísticos y una recesión marcada por una alta inflación de precios la demanda de café en España ha vuelto a la casilla cero prepandemia, y durante este pasado año 2023, aun a falta de datos definitivos,
el consumo ha evolucionado bien, y la demanda de café, en cuanto a volumen se refiere, prácticamente no se ha resentido, cifrándose en menos de medio punto la caída global de la demanda.

Esta caída y según datos provisionales del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, MAPA, podría atribuirse a una menor demanda de café en el hogar, principal canal de consumo de este producto en España (61% del total).. En este segmento de mercado,
la demanda de café ha caído ligeramente hasta noviembre de 2023 en las categorías, mezcla, café descafeinado, café soluble, sucedáneos de café y cápsulas de café. En cambio, el consumo de café en la hostelería, a pesar del 2% aproximado de encarecimiento del café en este canal, habría crecido un 0,9% respecto al 2022, según datos de AeCafé, que también estima un crecimiento de la facturación de venta de café en este canal de un 10,1%.

EL CAFÉ, UN IMPRESCINDIBLE DE LA CESTA DE LA COMPRA

Ahora bien, una de las mejores evidencias de que el café es un producto de consumo consolidado en España, es que, a pesar del
escenario de inflación y encarecimiento de los precios, el café ha seguido formando parte de la compra habitual de las familias en nuestro país.
En el canal alimentación, el precio del café ha crecido en todas las categorías, con especial incidencia en el de las cápsulas que, según de datos del MAPA, hasta noviembre de 2023 acumulaba un encarecimiento medio de 4,09 €/kg sobre el precio medio del año 2022, lo fija el precio de esta presentación hasta el penúltimo mes de 2023 en una media de 41,50€/kg, frente a los 37,41€/kg de media en todo el 2022.
También se ha encarecido de forma destacable, el café soluble descafeinado que en noviembre de 2023 y según las mismas fuentes, tenía un costo medio aproximado de 26,76 €/kilos, 3,07€/kg más del precio medio alcanzado durante el 2022.
Comparando el mismo periodo enero-noviembre 2023 con la totalidad del año anterior, el café natural pasó de 7,47 €/kg de media en 2022 a 8,76 €/kg hasta noviembre de 2023, y el natural de 18,62 €/kg a 20,56 €/kg, en el mismo periodo y circunstancias de falta de datos disponibles de diciembre de 2023.
Esta subida de precios ha sido escalonada, concentrándose los momentos más álgidos de crecimiento durante los meses de agosto y septiembre e iniciándose un descenso moderado a partir de ese momento (hay que tener en cuenta que, aunque los cafés robustas incrementaron su precio de forma notable durante el último trimestre de 2023, este encarecimiento tarda casi seis meses antes de que llega al producto final).

RESILIENCIA DEL CONSUMO

A pesar de la subida de precios y como ya se ha apuntado, la demanda de café en España se mantiene sólida. Sin embargo, sí es cierto que la subida generalizada del costo de la vida, no solo del café, ha propiciado una pérdida de poder adquisitivo de las familias, el cual, en el caso del café, se ha visto reflejado en un mayor protagonismo de café de marca blanca, en el cesto de la compra, un segmento que, paradójicamente, ha registrado mayores incrementos de precio que los productos de marca, aunque el precio final se ha seguido manteniendo por debajo del de estos.
Esta tendencia, sin embargo, no es nueva y ya en 2022 el 43 % del volumen de ventas minoristas de café en España correspondió,  según Euromonitor, a marcas blancas, lo que ya significó un pequeño aumento con respecto al porcentaje observado el año 2021.

En este escenario, el segmento de las cápsulas de marcas blancas se ha visto especialmente favorecido con un incremento de su demanda en torno al 17%. El consumo de café en grano de marca blanca también ha crecido cerca del 15%, aunque el consumo en este segmento sigue dominado por las marcas comerciales, manteniéndose, casi sin cambio, la demanda de café molido de marcas
propias de distribución, que ha crecido poco más del 4%.

DE TENDENCIA A REALIDAD: PREMIUMIZACIÓN DE LA OFERTA DE CAFÉ

Y si la subida del precio del café en el canal alimentación y horeca a causa de la inflación, será uno de los ítems destacados por los que
se recordará el mercado del café en España 2023, la premiumización creciente de la oferta de este mercado, será otra.
Desde que la cultura del café en España empezó a incrementarse hace ya unos años y los tostadores comenzaron a introducir nuevas
calidades y orígenes al mercado español del café, la oferta de café ha ido evolucionando – en algunos aspectos mucho más lenta de lo esperado por muchos – y hoy, más allá de las tiendas especializadas muchos lineales de supermercados e hipermercados ya ofrecen cafés de más alta calidad.
Esto se traduce en mayor oferta de cafés arábicas, la desaparición del café torrefacto en buena parte del país, un menor consumo de café molido y una demanda creciente de café en grano que refleja la búsqueda de una experiencia de consumo más auténtica por parte, sobre todo, de los nuevos consumidores de café y, también, de los grupos de población de mediana edad que han encontrado en este tipo de experiencia un nuevo estímulo para su consumo habitual de este producto.

MENOS CAFÉ DE CÁPSULA

Esta creciente importancia del valor de la experiencia de consumo sería, la que, a su vez, justificaría el descenso, leve, pero ya perceptible, en la demanda de cápsulas de café que, según datos del MAPA y a falta de conocerse la demanda en volumen de esta presentación en diciembre de 2023, ha sido este pasado año inferior a la del 2022, un descenso que también apunta el estudio de Circana (anteriormente IRI y The NPD Group), según el cual, las ventas de cápsulas de café en España, pasan de una cuota de mercado 15,6% en 2022 al 15% en 2023.
En este mismo camino a la premiumización del mercado del café en España, destaca, también, el creciente interés por los cafés ecológicos, cuya demanda solo durante el primer semestre del 2023 se incrementó, prácticamente un 7%, respecto al mismo periodo del año anterior.

A destacar, además, la posición de referencia del sector español del café en Europa por lo que se refiere a nuevos lanzamientos de productos de café en el mercado de bebidas calientes.

Según datos del Informe de la consultora Innova Market Insights “Análisis de categorías de café en Europa”, el 51% de nuevos lanzamientos de bebidas en España durante el 2022 tuvieron como protagonista al café, seguido del té (41%). Estos porcentajes contrastan con los de otros países con índices de consumo per cápita más altos que en España, como por ejemplo Países Bajos donde la innovación en productos de café se sitúa en torno del 43% o Alemania, donde este porcentaje apenas alcanza el 39%.

DÓNDE, CUÁNDO Y CON QUIÉN

Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el consumo de bebidas fuera del hogar, incluido el café, se volvió a concentrar en 2023, en bares, cafeterías y cervecerías, donde se realiza algo más del 60% de este consumo, seguido de los restaurantes, 11%, y en términos muy similares del 4% aproximadamente, en Hiper+Super+Discount+G.A, Restaurantes Fast Food y máquinas dispensadoras.

En más del 80% de ocasiones, este consumo de bebidas fuera del hogar se realiza en el propio establecimiento de compra, siendo el
puesto de trabajo, la segunda opción mayoritaria, aunque a muchas distancias, por debajo del 10%, y el consumo on the go, la tercera.
En cuanto al momento del día en que se consumen más bebidas fuera del hogar y según datos del MAPA, estimados a falta del cierre
del último trimestre de 2023, el desayuno concentra alrededor del 26% de esta demanda, seguida de la hora de la comida, 20%, y el aperitivo y la tarde/merienda a índices muy similares y próximos al 14%.
Para este consumo, la mayoría elegimos a los amigos para acompañarnos, 28% aproximadamente, seguida de la familia, 22% aproximadamente. La tercera opción más habitual es hacerlo solo.

De todos estos datos, cabe destacar, además, la preferencia por el café frente a otras bebidas habituales de consumo fuera del hogar,
como los refrescos. Según datos del MAPA, el volumen de consumiciones de café es superior en todos los trimestres del año al de las bebidas refrescantes, a excepción del tercer trimestre, cuando la demanda de refrescos crece, aunque también la de café. En esta época de temperaturas más altas es cuando, según estos datos, se registran los volúmenes de consumiciones más altos del año de café fuera del hogar, aproximadamente, 357 millones de consumiciones frente a los 273 millones de media, del resto de trimestres.


EN BUSCA DE LA CORRESPONSABILIDAD EN LA CADENA DE VALOR DEL CAFÉ

EN BUSCA DE LA CORRESPONSABILIDAD EN LA CADENA DE VALOR DEL CAFÉ

Lograr una cadena de valor del café más equitativa requiere esfuerzos coordinados de todos los actores, es decir, productores, empresas (desde grandes hasta pequeñas), gobiernos, ONG y consumidores. La corresponsabilidad es necesaria y básica para fomentar una industria del café sostenible y justa. En una cadena interconectada desde el grano hasta la taza. Tratar de lograrlo sin lograr la equidad es pura utopía.

El mercado del café es un entorno dinámico no está exento de desafíos complejos que afectan a la equidad y sostenibilidad en toda su cadena de valor, involucrando, en ello, a una amplia gama de actores, desde los productores en los países de origen hasta los consumidores finales y todos los intermediarios en el camino.

Es por ello, que para abordar estos desafíos es básico comprender las barreras existentes, los efectos de la asimetría en los actores involucrados, las prácticas que incrementan la desigualdad, así como las iniciativas exitosas y el papel crucial que puede jugar la innovación y la tecnología en nuestros objetivos.

Son muchos los actores de la cadena de valor del café que están ya por la labor y el inicio de un nuevo año, es un excelente momento, como cualquier otro, para que los que todavía no hayan tomado cartas en el asunto, se impliquen, ya. La corresponsabilidad en esta tarea no es solo básica, sino un imperativo para lograr el éxito de una cadena equitativa.

¿QUÉ BARRERAS IMPIDEN UNA CADENA DE VALOR EQUITATIVA?

La cadena de valor del café enfrenta numerosas barreras que obstaculizan la equidad y sostenibilidad, empezando por la propia asimetría del poder de mercado, marcada por el dominio de las grandes corporaciones, la cual, a menudo, plantea interrogantes sobre la distribución justa de beneficios, dado el desequilibrio de fuerzas de los jugadores en los mercados finales..

La necesidad de transparencia a lo largo de la cadena, desde el origen hasta el consumo, representa, también, un desafío crucial, ¡y no solo para el café!, aunque en un mercado como en el nuestro, en el que la trazabilidad es fundamental para garantizar prácticas sostenibles, esta transparencia es aún más vital.

La volatilidad de precios a nivel global es otra de las grandes barreras para poder conseguir una cadena de valor equitativa. Esta volatilidad afecta los ingresos de los productores y a la propia estabilidad de toda la industria del café, especialmente la de microempresas y pymes del sector. Además, las dos principales bolsas de valores en Nueva York y Londres están cada vez menos correlacionadas con los precios finales que se pagan por el café, perdiendo así progresivamente su papel intrínseco en la regulación y transparencia del mercado.

Por último, el acceso limitado a recursos, como servicios financieros, tecnología e informacón, plantea desafíos tanto para los productores en las regiones de cultivo como para los consumidores finales.

EFECTOS DE LA ASIMETRÍA EN LOS ACTORES

Esta asimetría en la cadena de valor del café tiene repercusiones significativas en los distintos actores involucrados. Los productores frecuentemente reciben una fracción diminuta del precio final al por menor, lo que conduce a una inestabilidad económica en las regiones de cultivo.

Por otro lado, los consumidores pueden carecer de información sobre el impacto de sus compras y los intermediarios y las grandes corporaciones, en algunos casos, pueden acumular beneficios desproporcionados, disparando la desigualdad en la cadena de valor.

Prácticas que incrementan la desigualdad: En este escenario de asimetría, existen, además, ciertas formas de actuar que contribuyen a acentuar aún más la desigualdad. Por ejemplo, las prácticas de compra predatorias, donde los compradores aprovechan su poder para presionar a la baja los precios del café socavando, todavía más, la estabilidad económica de los productores.

De igual modo, la falta de inversión en prácticas sostenibles a nivel de producción ejerce presiones medioambientales, sociales y económicas sobre los productores, perpetuando la desigualdad en la cadena.

ESTRATEGIAS PARA SUPERAR BARRERAS Y FOMENTAR LA EQUIDAD

Mejorar la transparencia y trazabilidad: Una estrategia fundamental para promover la equidad en la cadena de valor del café es mejorar la transparencia y la trazabilidad. Implementar sistemas que garanticen una compensación justa y prácticas sostenibles a lo largo de la cadena es esencial para abordar las disparidades existentes.

Fortalecer las organizaciones de productores y pymes: Apoyar a las cooperativas y asociaciones para mejorar su poder de negociación en el mercado puede contribuir a equilibrar las fuerzas entre los actores, incluyendo a las microempresas y pymes de la industria del café tanto de los países de origen como de los países consumidores.

Promover mecanismos de precios Justos: Es crucial fomentar mecanismos que garanticen precios justos para los productores, que les permitan tener en el café un medio de vida digno, sin tener que recurrir a prácticas que pongan en peligro el medio ambiente y la continuidad futura de la producción de café.

Invertir en Educación y Tecnología: Proporcionar recursos para la adopción de buenas prácticas y el acceso al mercado a lo largo de toda la cadena de valor puede contribuir a nivelar el campo de juego para los actores involucrados.

CORRESPONSABILIDAD Y EMPODERAMIENTO

Para lograr una cadena del café equitativa la responsabilidad, insisto una vez más, debe ser compartida por todos los actores protagonistas. Los gobiernos deben promulgar y hacer cumplir regulaciones sostenibles que promuevan buenas prácticas y las empresas deben comprometerse a cumplirlas, garantizando una compensación justa e invirtiendo en el desarrollo comunitario desde el origen hasta el consumo.

Para ello se debe trabajar de forma coordinada para implementar, además, cadenas de suministro transparentes y trazables que permitan a los consumidores tomar decisiones informadas.

Hay que ofrecer oportunidades para el comercio directo, reduciendo la dependencia de intermediarios e invertir en infraestructura y educación para mejorar la eficiencia y calidad de la producción, a la vez que fortalecemos las capacidades de las microempresas y pymes en toda la cadena de valor, y tratamos de acabar con las barreras que en los países consumidores obstaculizan avanzar hacia un mercado más equilibrado.

Responsabilidad compartida: Debemos lograr un mayor nivel de concienciación de los consumidores y apelar a su disposición a pagar un precio premium por café de origen sostenible y/o ético. Hay que abordar juntamente con origen, los desafíos regulatorios y el coste de implementar iniciativas de trazabilidad y sostenibilidad y lograr, una mejor y mayor coordinación entre las necesidades de los países productores y consumidores, en todas las regulaciones que apuntan a una cadena de valor del café más sostenible y ética.

Las reglas deben implementarse de manera homogénea, pero esto no es fácil en un planeta tan fragmentado. Esto nos obliga a medidas prácticas, factibles, no impulsadas por una voluntad utópica, aunque compartida. Ahora bien, no siempre los problemas prácticos son evidentes para el sector público, por lo que iniciativas como las del ICO de crear la Junta de Miembros Afiliados, BAM, integrada por entidades del sector privado, pueden ser de gran valor. De esta forma, el sector privado, que es el que “aplica las reglas” regularmente, día a día, puede llamar la atención sobre los obstáculos, dando así a los gobernantes información importante y deseada para tomar las mejores decisiones en interés del café. Las decisiones regulatorias seguirán en manos públicas, como debe ser, pero con una confrontación más constructiva y, probablemente, con mejores resultados.

INNOVACIÓN, TECNOLOGÍA E INICIATIVAS QUE MARCAN EL CAMINO

En nuestra misión, contamos con herramientas de gran valor como la innovación y las tecnologías innovadoras que nos pue-den ayudar a conseguir una industria del café sostenible y justa desde la producción hasta el consumo.

El uso de blockchain para la transparencia y trazabilidad, así como el empleo de tecnologías agrícolas para mejorar la sostenibilidad y el rendimiento, son buenos ejemplos de cómo esta innovación puede ser una herramienta poderosa para abordar los desafíos existen-tes. De igual modo, las plataformas digitales pueden facilitar el acceso al mercado a actores con poca visibilidad hasta el momento, brindando nuevas oportunidades para todos los implicados en la cadena de valor.

En los últimos años, además, desde diferentes ámbitos de la industria del café, han surgido iniciativas exitosas que ya están marcando una nueva forma de actuar. Me refiero, por ejemplo, a nuevos “modelos de comercio directo” que garantizan una distribución más equitativa de beneficios, como en el mercado de Café de Especialidad. También son iniciativas de éxito, las ententes surgidas entre ONG y empresas para mejorar las condiciones y prácticas en áreas de producción o las iniciativas de cooperación y proyectos de desarrollo, con importantes recursos provenientes del lado del consumo, con miras a implementar mejores prácticas y asegurar la sostenibilidad económica y medioambiental del cultivo de café y más.

Abordar las complejidades en la cadena de valor del café no es tarea fácil, pero a través de la colaboración y el compromiso de todos los actores es posible forjar un camino hacia una cadena más equitativa, justa y sostenible. Todos los implicados en esta industria estamos interconectados desde el grano a la taza y lo que no es bueno para un eslabón no debería serlo tampoco para el resto de los actores. En la corresponsabilidad está la clave y en nosotros la responsabilidad de conseguir cambiar las cosas.

 

Massimiliano Fabian

Expresidente del Consejo Internacional del Café del ICO 2022-2023

Presidente y CEO de Domus


CAFÉ DE BRASIL

CAFÉ DE BRASIL

Brasil es el mayor productor mundial de café, como commodity y, también, el mayor exportador de cafés sostenibles del mundo, con una gama de sabores y aromas tan amplia y variada que ha permitido a este origen posicionar su café en 120 países del mundo. Brasil apuesta por la calidad sin perder de vista la cantidad y entre los objetivos más inmediatos del café brasileño está asegurar un futuro viable y sostenible a la producción de café en el país. Para ello, además de la adopción de buenas prácticas en el campo y en su industria nacional, tienen grandes expectativas en el crecimiento de consumo de café a nivel mundial, y muy especialmente de la demanda china.

El café llegó a Brasil en el siglo XVIII, cuando el militar Francisco de Melo Palheta trajo las primeras plántulas, desde la Guayana Francesa, a Belém, en el estado de Pará, durante el período del Imperio Brasileño. Allí los plantones florecieron sin dificultad, dando muestra ya de la idoneidad de las tierras de este país para el cultivo de café.

En los años siguientes, gracias a estas buenas propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo brasileño, una climatología favorable y la creciente popularidad del café, el cultivo de este producto se extendió a los estados de Maranhão, Río de Janeiro y São Paulo, y más tarde los de Serra do Mar y Vale do Paraíba.

El café no tardó en convertirse en un bien de interés comercial en Brasil y en 1830 el grano de café ya era el principal producto brasileño de exportación. Es más, al finalizar el siglo XIX, el café ya era la principal fuente de riqueza del país, desempeñando un papel económico fundamental en el desarrollo de este país.

AROMAS DE PROSPERIDAD

Entre 1800 y 1929, el café mantuvo de forma sostenida su papel protagonista como motor de la economía brasileña, muy especialmente del Estado de São Paulo, que construyó nuevos ferrocarriles, Sorocabana y Mogiana, para transportar las mercancías al Puerto de Santos.

Actualmente, el café sigue jugando un papel importante en la ... economía brasileña. Hoy día este es un emblema del país, destacándose como el quinto destacándose como el quinto producto más importante de las agroexportaciones de Brasil y generando empleo e ingresos para cerca de 265.000 productores de café, según el censo agrícola brasileño de 2017, el más actualizado con el que se cuenta en estos momentos.

Los mayores estados productores son Minas Gerais, Espírito Santo, São Paulo, Bahía y Paraná, que representan el 96% de la producción nacional de café, habiendo, también, producción de café en Rondônia, Río de Janeiro, Ceará, Goiás, Pernambuco, Acre y Mato Grosso.

DETRÁS DEL GRANO, PRODUCCIÓN

El café brasileño se destaca por su calidad, diversidad de sabores, volumen... de sabores, volumen de producción, sostenibilidad y unas características sensoriales propias favorecidas por los terruños y la climatología de las diferentes regiones productoras y que infringen carácter al café de este país que cada año que pasa, gana más incidencia en los mercados de café de mayor calidad, en todo el mundo.

Actualmente, en Brasil, hay identificadas hasta 33 regiones productoras de café, de acuerdo con las informaciones de la BSCA, Brazil Specialty Coffee Association, concentrándose estas zonas cafetaleras, en 12 de los 26 estados brasileños, además del Distrito Federal de Brasilia, donde también se produce café.

En total, todo ello representa, según datos oficiales de la CONAB, Companhia Nacional de Abastecimiento, una extensión actual de cafetales en producción de 2,2 millones de hectáreas que, en condiciones climáticas favorables, pueden llegar a producir alrededor de 30 sacos de café por hectárea.

Sin embargo, en los últimos 2 años, la diversidad climática verificada en los cafetales y que también está afectando a otros muchos países productores, ha reducido levemente la productividad cafetalera brasileña, que actualmente se sitúa en torno a los 29,2 sacos/ha. De acuerdo con ello, CONAB informa que en 2021 (bienal bajo) Brasil produjo 47,7 millones de sacos de café, en 2022 (bienal alto) aumentó a 50 millones de sacos de café, y la estimación es que la cifra total de cierre del año 2023 se confirme en los 54 millones de sacos de café.

LOS CAFÉS DE BRASIL

Brasil produce cafés Arábica y Canéfora (Conilon y Robusta) y gracias a la dimensión territorial del país - 8.511.965 km² -, es común que un mismo Estado se produzcan ambas especies y múltiples varietales de café.

En este contexto, las características del suelo, la altitud y el rango de temperatura resultan decisivos para la calidad de la bebida en taza, y gracias a la diversidad de climas y relieves que se dan en este país, Brasil puede producir diversidad de cafés, con características organolépticas y sensoriales diferentes que hacen de cada uno de ellos cafés únicos para una bebida especial.

En cuanto a los principales cafés producidos en Brasil, estos abarcan un gran catálogo de varietales, desde el Typica al Catuaí amarillo, o el Mundo Novo, pasando por el raro Aramosa con prácticamente nulo contenido de cafeína, el sorprendente Obata, con una estructura genética 90% arábica y 10% robusta o el cada vez más popular Arara, conocido, también, como el Geisha brasileño, y que crecen con éxito en las fincas de este país.

Brasil es un referente mundial en cafés comerciales, pero la incidencia de este país en el mercado de cafés de especialidad no deja de crecer. Según datos parciales obtenidos de los certificados de origen del ICO, del total del café que se produce en Brasil, alrededor del 19% del total de las exportaciones son cafés diferenciados, de los cuales se estima que el 24% son cafés sostenibles y el 74% son cafés especiales.

EL CAFÉ DE BRASIL EN TAZA

Como ya se ha comentado, la gran diversidad de regiones productoras en Brasil, otorgan a este país, la capacidad de poder ofrecer a sus clientes una de las ofertas de cafés más extensas por volumen, pero, también, por variedad de aromas, sabores, acidez, dulzor, … Esto permite a Brasil, atender a los mercados de café más diversos y, también, exigentes. (En los últimos años, este origen ha exportado a más de 120 destinos, lo que demuestra la capacidad del país para esta misión).

Esta gran diversidad de opciones es, sin embargo, la que hace difícil, también, poder definir un perfil general para el café de Brasil, aunque algunas características como una acidez baja, cuerpo medio-alto y notas afrutadas, achocolatadas o a frutos secos, suelen repetirse en muchos de los cafés Arábica de este origen, mientras que los robustas presenta mayor cuerpo y amargor.

CAFÉS BRASILEÑOS CON DENOMINACIÓN DE ORIGEN

Y es, esta gran variedad de orígenes la que ha dado pie, además, a cinco Denominaciones de Origen reconocidas, Caparaó ES/MG, Región Cerrado Mineiro (MG), Mantiqueira de Minas (MG), Matas de Rondônia (RO) y Montanhas do Espírito Santo (ES).

Además, el país también cuenta con 10 Indicaciones de Origen que distinguen a los cafés de Alta Mogiana (SP), Campo das Vertentes (MG), Región del Cerrado Mineiro (MG), Espírito Santo (café Conilon), Región de Garça (SP), Matas de Minas (MG), Pionero Norte de Paraná (PR), Oeste de Bahía (BA), Región de Pinhal (SP) y del Suroeste de Minas (MG).

UN SECTOR Y UN PAÍS ORGULLOSO DE SU CAFÉ

En Brasil hay alrededor de 265.000 productores de café, según el censo agrícola brasileño de 2017. A diferencia de otros países productores, las grandes fazendas tienen un papel destacado en la producción de café en este país, acaparando actualmente algo más del 25% de la cosecha anual. El 72% del café restante es producido en fincas familiares con superficies inferiores a las 20 hectáreas, según este censo.

Las cooperativas y asociaciones se han demostrado en Brasil como las principales vías para orientar al productor en buenas prácticas agrícolas, capacitarlo en la producción de café sostenible y de calidad y, también, para incentivar a los caficultores en la adopción de nuevas tecnologías u orientarlos en prácticas comerciales que garanticen mayo-res ingresos, entre otras cuestiones claves en la gestión de la producción de café.

Esta implicación ha llevado a Brasil a ser uno de los países pioneros en producción sostenible de café en todos sus ámbitos, sostenibilidad social, sostenibilidad económica y sostenibilidad ambiental, con logros tan importantes como haberse convertido, actualmente, en el mayor exportador mundial de café sostenible.

Este café sostenible también ha despertado el interés de los propios brasileños, a quienes les gusta beber café. Cada año en este país se consumen alrededor de 21 millones de sacos de café (21,3 millones en 2022 en total), lo que representa alrededor del 35% de la producción cafetalera nacional.

Mayoritariamente, el café consumido por los brasileños es café que se ha cosechado en su territorio, estando exclusivamente permitida la importación de café verde a Brasil, cuando este cumple con los estrictos requisitos fitosanitarios establecidos por el Gobierno, lo cual, por el momento, únicamente cumplen según este criterio, el café de Vietnam y el café de Perú.

CALIDAD REGULADA

El café producido en Brasil está sujeto a diversas regulaciones gubernamentales como las del Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Industria y Comercio, el Ministerio del Medio Ambiente y otros organismos oficiales del país que velan por diferentes aspectos de su producción y comercialización.

El gobierno brasileño ha dispuesto, además, Reglamentos que tienen como objetivo garantizar la calidad del café para el consumo, algo que también vigilan y supervisan, por ejemplo, los profesionales calificados de las empresas exportadoras que cuentan, además, con la ayuda de nuevas tecnologías y herramientas de trazabilidad avanzadas, para asegurar la calidad de los cafés que se exportan.

Brasil también cuenta con varias entidades referentes en el sector a nivel internacional que trabajan por garantizar esta calidad, como la Asociación Brasileña de Cafés Especiales (BSCA), que actúa en el desarrollo y promoción de la calidad de los cafés especiales producidos en el país.

Fuentes:  Marcos Matos, Diretor General de Cecafé  y  Eduardo Heron Santos, Diretor Técnico de Cecafé


THE COFFEE VAN TRIP

THE COFFEE VAN TRIP

Viajar al  Origen para Aprender más y Disfrutar Mejor del Café de Especialidad

Recorrer el mundo en furgoneta siguiendo la estela del Café de Especialidad en todas sus facetas posibles, desde la finca a la taza, para aprender más sobre este producto, su cultura y su gente y disponer de más tiempo de calidad para disfrutar de la vida. Este es el propósito de The Coffee Van Trip, la aventura de dos baristas visitando países productores y consumidores de café.

Tras meses viajando desde el sur de Argentina rumbo a California, The Coffee Van Trip o lo que es lo mismo los baristas, Vane de Argentina y José de Sevilla, su gata Geisha y su furgoneta Néstor, paran motores por unos meses para preparar una nueva etapa de su aventura descubriendo el Café de Especialidad en origen y en los países que lo consumen.

Hasta ahora, tanto en la previa de The Coffee Van Trip por Europa, como ya en ruta por Argentina, Uruguay y Brasil ya han vivido infinidad de momentos inolvidables y especialmente enriquecedores para alcanzar su objetivo de conocer más y mejor al Café de Especialidad. Para saber más sobre todo ello hablamos con Vane y José, a pocos días de regresar a España.

¿Cómo surgió la idea de emprender este viaje siguiendo la estela del café de especialidad por el mundo?

En mayo de 2020 abrimos las puertas de Next Level Specialty Coffee, nuestra primera cafetería de especialidad. Trabajamos por este sueño, y no escatimamos horas para sacarlo adelante. Inmersos en esta tarea, descubrimos que los dos necesitábamos trabajar con café, pero que, para ampliar nuestra visión de este producto, debíamos conocer de primera mano sus orígenes.

Y, con todo esto en la cabeza, coincidió que nos llegó un video sobre viajeros en furgonetas camper que recorrían Latinoamérica. ¡Ahí vimos la posibilidad de hacer realidad nuestro nuevo objetivo de aprender más sobre el café, conociendo algunos de los orígenes más importantes de este producto, recorriendo un nuevo continente y disfrutando de más tiempo libre para nosotros!

Así que después de 2 años de tener la cafetería y de estar trabajando más de 12 h diarias, la vendimos, nos compramos una furgoneta y la camperizamos para viajar por Sudamérica, visitando fincas de café, tostadores, cafeterías, …

Queríamos saber cómo era la cultura del café en Sudamérica, cómo tomaban el café en las fincas donde lo producían, cómo eran las vidas de los productores… queríamos conocer de raíz este mundo que nos apasiona. También aprender de los tostadores y dueños de cafeterías, escuchar sus historias y crecer conociendo a cada uno de ellos.

¿Cuáles han sido los países más cafeteros que han visitado hasta el momento?

Lo cierto es que, tanto los países que hemos visitado en Europa como en América nos han demostrado que el café es una de las bebidas más consumidas en el mundo, aunque es cierto que, en Uruguay y Argentina, el mate predomina. Hemos recorrido y descubierto Brasil como país productor y ya planeamos próximas visitas a Perú, Colombia, Panamá, y otros territorios productores de café de esta parte del mundo.

¿Cuáles son las diferencias más significativas que han notado en la apreciación del café de especialidad en los países que han visitado?

Lo que más nos ha llamado la atención es que siendo Brasil un país productor y Argentina y Uruguay estar tan cerca de él, la calidad de los granos que llegan a sus mercados locales es muy inferior a la de los cafés que consumimos en Europa.

¿Hay algún país o región en particular que les haya causado una impresión especial en términos de cultura cafetera?

Brasil es el que más nos ha sorprendido. Huele a café en cada esquina, en cada rincón… No hay bar, restaurante ni puesto callejero donde falte el café. También debemos decir que el café que nosotros conocemos es muy distinto al que ellos consumen.

¿Han tenido la oportunidad de interactuar con productores locales de Café de Especialidad en los países que han visitado? ¿Cómo han sido estas experiencias?

Sí, durante esta primera etapa de The Coffee Van Trip hemos estado conviviendo con productores en varias fincas alrededor de Minas Gerais y ha sido las experiencias más enriquecedoras de todo el viaje. Hemos podido aprender portugués, ya que la mayoría nunca había oído a alguien hablar otro idioma; nos han sumergido en su cultura; ofrecido sus comidas más tradicionales; nos han enseñado cómo les gusta el café, el cual ellos mismos se tuestan en casa… Nos llevaron a conocer sus campos, nos presentaron a sus familias, nos invitaron a disfrutar de las fiestas de sus localidades, nos mostraron cómo funcionan sus máquinas para trabajar… Nos dejaron entrar en sus vidas, y esto es algo que no olvidaremos nunca.

¿En este acercamiento tan próximo a los caficultores, han detectado algún enfoque en el Café de Especialidad en particular, que les haya llamado especialmente su atención y crean que puede ser una buena manera de lograr mayor empuje a la demanda de estos cafés?

Nos llamó especialmente la atención la forma de trabajar de la Fazenda Rodamunho en Brasil. Para cultivar el café utilizan técnicas de agricultura regenerativa que ponen el foco en conservar la capacidad productiva del suelo durante más tiempo para evitar la expansión agresiva a nuevas áreas, por ejemplo, cortando bosques y minimizando, además, el impacto de la producción agrícola. El sabor de su café es impresionante, y al asegurarse la posibilidad de cultivar cerca de árboles frutales exóticos, hace que sus granos sean naturalmente extraordinarios.

El haber adaptado su producción a la agricultura regenerativa, pero, sobre todo, que promocionen y den a conocer cómo producen su café, así como otros detalles sobre su trabajo en la finca y cuidado del café, creemos que es la mejor manera de promover de forma efectiva la cultura del Café de Especialidad e incentivar a las personas a consumir este producto de calidad.

¿Cómo está impactado este viaje en su percepción del Café de Especialidad y su cultura en general?

Hemos entendido que hay muchas formas de trabajar con el café, muchas formas de procesarlo, de consumirlo y, sobre todo, hay una cultura de cómo debe saber el café. Nuestros paladares se han tenido que adaptar durante el viaje a los cafés que hemos podido conseguir en América, que son bien distintos a los que tenemos acceso en Europa. El cho-que cultural también existe en el mundo del café y para nosotros se ha hecho evidente en este viaje.

¿Han cambiado sus hábitos de consumo de café a raíz de sus experiencias en el viaje?

No, seguimos haciéndonos filtros cada día y prefiriendo los cafés tostados en Europa, pero es solo una cuestión de gustos.

Un café, un sitio y un momento inolvidables de The Coffee Van Trip.

Fácil y complicado a la vez. Para Vane, sin duda, un café para disfrutar es el Letty de Manhattan Coffee Roasters en Rotterdam, que tuvimos el placer de trabajar con ellos en la cafetería dos años y luego conocer la tostadora personalmente cuando comenzamos este viaje.

Un sitio es muy difícil, aunque si hay que decidir, sería entre El Sosneado (un hotel abandonado en el medio de los Andes, cerca de Mendoza) y São Miguel Dos Milagres, la playa más increíble que vimos en nuestras vidas.

Y en cuanto, un momento, nuestro mes y medio conviviendo con productores de café en sus fincas.

Para José, las tres variables van unidas, el café, el Geisha en Fazenda Rodamunho, disfrutado encima de una loma en Río Paranaiba - el sitio -, viendo la puesta de sol, sentado en la parte trasera de una pick-up mirando al horizonte - el momento -.

¿Cómo se financia The Coffee Van Trip?

Nuestro viaje ha sido financiado con ahorros, algunas colaboraciones con cafeterías o productores, trabajos esporádicos y venta de café ambulante. Ahora volveremos a España para trabajar, ahorrar y volver a continuar viaje, esta vez por Europa y sus tostadoras y cafeterías.

The Coffee Van Trip retomará sus aventuras a fin de año con un nuevo enfoque en el que estamos trabajando. Pues después de trabajar en España en la temporada de verano, nos encantaría conocer Noruega, Dinamarca, Islandia … Sabemos que la escena del café en esos países va de campeones brewers y baristas, además de los increíbles paisajes con los que cuentan estos países

¿Cómo creen que va a dejar huella en sus vidas y trabajo este viaje descubriendo al Café de Especialidad en el mundo?

Ya lo está haciendo. Nos ha influido en hacernos crecer más como personas, en comunidad, nos ha ayudado a crear vínculos fuertes con desconocidos, a ser más conscientes del presente y a pensar en el futuro con ilusión.

A nivel laboral, además, nos ha hecho replantearnos muchas cosas. Nos ha recordado que amamos la hostelería y que el café es un mundo hermoso y extenso y nuestra experiencia y nuevos conocimientos nos han servido, además, para animarnos a asesorar a emprendedores que quieren abrir su cafetería de especialidad.

¡Buen viaje y buen café!

 

 


LA DENSIDAD DEL GRANO DE CAFÉ DE LA SEMILLA A LA TAZA

LA DENSIDAD DEL GRANO DE CAFÉ

De la Semilla a la Taza

La densidad del café es una variable tomada en consideración a lo largo de toda la cadena de suministro de este producto, durante la cual la densidad no solo cambia, sino que desempeña un papel esencial en la creación de la experiencia sensorial del café. Y, aunque la correlación de la calidad con la densidad como variable única no existe como tal, su gestión adecuada si puede contribuir significativamente en la calidad final de la taza.

La densidad del grano de café viene definida por su peso en relación con su volumen. En términos más simples, hace referencia a cuánta masa está comprimida en el grano y como en cualquier otro elemento, se determina dividiendo esta masa por el volumen.

En el caso del café, la densidad está relacionada con la cantidad de compuestos del grano, lo que puede influir en su calidad, aunque la densidad por sí sola no es determinante ni de la calidad ni del precio de una muestra. En este sentido, lo único que podemos tomar como referencia es que, a mayor densidad del grano, más altura de cultivo, y a más altura, en general, mayor calidad, pues en menor presencia de oxígeno, el café se desarrolla más lentamente, propiciando granos más densos, con perfiles de taza más complejos y atractivos para los mercados de café de mayor calidad.

Esto se evidencia muy claramente, por ejemplo, fijándonos en al-gunas de las variedades de café como el Geisha, Bourbon, Heirloom, Pacamara que se cultivan en altura y que suelen ofrecer granos bastante densos que se comercializan en mercados de Especialidad, aunque también hay excepciones notables en este sentido, como el grano de Marsellesa que tiene muy buena densidad pero que, en cambio, se produce en zonas bajas y medias y se enmarca en el grupo de cafés “mainstream coffee”, es decir, cafés para una producción comercial de volumen.

Aunque la forma correcta de determinar la densidad del grano es midiéndose, por lo general, con solo mirar los granos de café, se puede saber cuáles son más duros y fuertes. Si la grieta en el medio del grano es recta y ligeramente abierta, el grano suele ser menos denso y más poroso. Por el contrario, si la grieta es tortuosa y cerrada, muy probablemente nos encontremos ante un grano con una densidad más alta.

¿Cómo se mide la densidad del grano de café?

La densidad del café se expresa, generalmente, en gramos por mililitro (g/ml), proporcionando esta medida una comprensión cuantitativa del grano, la cual servirá como base para la toma de decisiones importantes en la cadena de suministro y el proceso de tueste.

La medición de la densidad se suele realizar más de una vez, siendo lo habitual testear cada nuevo lote de café verde para determinar su densidad tanto en origen, como por parte del exportador, y más tarde por el tostador, que también mediará esta densidad una vez tostado el café, por ejemplo, para preparar sus blends.

Para medir la densidad del grano de café se aplica la fórmula general de dividir la masa por el volumen, disponiendo la industria de aparatos medidores específicos para calcular la densidad y la humedad, dos variables cruciales que van a dar información al maestro tostador para determinar qué cantidad de energía necesita ese grano para desarrollarse correctamente durante el tueste. En general, estos medidores sirven tanto para café verde como tostado, aunque existen equipos concretos para café tostado y café verde, como los medidores por espectroscopia de infrarrojo cercano (NIRS), basados en un método analítico multiparámetro rápido útil para el análisis de la densidad, la actividad del agua y el contenido de humedad de los granos de café verde.

Alternativamente a los equipos más sofisticados, a menudo se utilizan, también, métodos menos tecnológicos, pero igualmente fiables como los de medición manual por “densidad aparente” y medición por “desplazamiento”. El primero implica llenar una probeta graduada con café y anotar la lectura del volumen. Luego, simplemente divide el peso del café por el volumen para obtener la densidad. Es relativamente fácil, pero puede producir lecturas ligeramente diferentes. Por su parte, el método de medición por desplazamiento utiliza una probeta graduada que se llena parcialmente con agua y a continuación se agregan los granos de café. Entonces se divide el peso del café por el volumen de agua desplazada para encontrar la densidad. El resultado es más preciso que en la medición manual por “densidad aparente”.

En origen, además, también es habitual que se utilicen, para medir la densidad del café verde, separadores por aire que realizan, simultáneamente, dos funciones. Por un lado, la de limpieza general y retirada de polvo, trozos partidos de grano, granos vanos y granos defectuosos y por otro la de clasificación del grano por densidad o peso.

Más allá de toda esta aparatología actual, en algunos países productores los cafés se separan por densidad antes de despulparlos. Para hacerlo, los caficultores arrojan las cerezas en una red y luego las sumergen en un balde tanque con agua. Las que se hunden son las que contienen granos de café con una densidad superior a la del agua que tiene una relación entre masa y volumen igual de 1,0 g/ml, mientras que los granos flotadores son los menos densos, los cuales, en general, en orígenes muy enfocados a la calidad, se eliminan, recuperando todo el café denso para vender a la estación de lavado para su procesamiento, donde su densidad volverá a ser medida convenientemente, con equipos medidores como los anteriormente mencionados, para poder ofrecer al comprador datos consistentes durante la venta.

Para los cafés completamente lavados, la clasificación por densidad se repite después de la fermentación, haciendo pasar el grano a través de canales estrechos de agua corriente, donde se separan los cafés que flotan (generalmente semillas huecas), de los de mayor densidad que se hunde.

Calificación de la densidad del café e importancia financiera

A nivel internacional, y aunque no existe una única métrica, la más generalizada para calificar y medir la densidad es la dureza del producto. Esta se divide normalmente en distintas categorías en función de la altitud del café.

La densidad aparente del café verde suele oscilar entre 0,55 y 0,75 g/ml, aunque generalmente se espera que los Cafés de Especialidad sean más densos que el promedio, en el rango de 0,65 a 0,75 g/ml.

De forma intrínseca las diferentes categorías de calidad adquieren en el mercado diferentes precios, resultando más valioso cada grano de café de alta densidad que se recoge, procesa y clasifica porque pesa más y/o ocupa menos espacio que uno de baja densidad. Esto quiere decir que, con menor cantidad de granos, el caficultor es capaz de llenar un saco, para el que con granos de menor densidad necesitaría más cantidad de café. Además, el envió de estos últimos cafés, podría ser más costoso si en un contenedor determinado ocupan el máximo de espacio antes de alcanzar su límite de peso.

Ya en planta, los cafés de baja densidad tienden a perder un mayor porcentaje de su peso

durante el tostado, lo que significa que también son menos rentables para el tostador.

Además, y relacionado con el tueste de granos de cafés menos densos, también hay que saber que estos son más delicados y requieren de un mayor conocimiento de tueste, pues su estructura celular es más sensible al calor, lo que incrementa el riesgo de que se quemen, si no se controla con exactitud el flujo de aire o la temperatura del tambor.

¿Por qué hay granos más y menos densos?

La densidad del grano de café está influenciada por una combinación de factores genéticos, altitud de cultivo y condiciones climáticas, sin obviar que determinadas prácticas agrícolas o los nutrientes del suelo también ejercen cierta incidencia en este aspecto. Por ejemplo, los granos de café de cerezas más cercanas al tronco del cafeto suelen ser más densos por su proximidad al “centro de distribución de nutrientes” de la planta, mientras que los granos de cerezas ubicadas en las puntas de las ramas reciben menos nutrientes y suelen presentar una densidad más liviana.

La incidencia del sol sobre la planta y la temperatura, también resultan determinan-tes. Por ejemplo, los cafés producidos bajo sombra o en el lado norte de una montaña, para que el sol no incida directamente sobre el cafeto, presentan, en general, granos de mayor densidad, pues la sombra ayuda a enfriar el ambiente, ralentizando la maduración y aumentando durante este proceso la densidad de las semillas.

Comparando, además, los granos de café de variedades arábicas y variedades robustas, los primeros son los que son más densos, pues como ya se ha comentado, los granos cultiva-dos a altitudes más elevadas disfrutan de unas condiciones de crecimiento más lentas que favorecen una mayor densidad final del grano, además de una mayor acidez y dulzor.

De igual modo, los métodos de procesamiento también inciden en la densidad del café. Los granos lavados, que han pasado por un proceso de fermentación, por ejemplo, tienden a ser más densos que los naturales, que se secan con la cereza alrededor del grano.

Influencia de la densidad del grano de café en el tueste

La densidad del grano de café afecta la transferencia de calor en su interior durante el tueste, lo que a su vez influye en la reacción de Maillard y en la formación de compuestos aromáticos, por lo que, dependiendo de la densidad del grano y su humedad, el maestro tostador decide si empezar a tostar con temperaturas de carga más altas o bajas, y cómo la va a modular hasta el final para conseguir sacar el mayor partido a ese café.

A priori, una mayor densidad permite una temperatura de carga más elevada, y también permite más opciones de curva. Ahora bien, siempre hay que tener en cuenta la humedad de la muestra, y que café queremos conseguir tras el proceso de tueste, para ajustar correctamente la temperatura. Si estamos trabajando, por ejemplo, con un grano liviano, con una humedad alta y densidad baja, este se tostará muchísimo más rápido que en el caso de que estemos tostando granos más densos y secos.

Cuando las muestras son iguales en términos de densidad, pero no de humedad, el café con humedad más alta necesitará tostarse a temperatura más baja, porque el grano va a tener un desarrollo más rápido por mayor humedad, pero una necesidad de energía más alta por una densidad mayor. Por su parte, la muestra con una humedad más baja necesitará partir de una temperatura más alta para alcanzar el mismo desarrollo.

Cambios de densidad durante el tueste

Durante el proceso de tueste del café, todas las características organolépticas del grano se ven afectadas, sea cual sea su densidad.

En este proceso, el grano incrementa de volumen de forma importante y como con-secuencia de la reducción del peso – pérdida de agua, de materia orgánica y cascarilla - y el incremento de volumen, se produce una reducción en la densidad del grano.

Blends de café y densidad del grano

Cuando se está tostando café para un blend, si bien la densidad, por sí sola, como hemos dicho, no afecta al tueste, es un error meter en una misma carga cafés de distintas densidades, tamaños y humedades, pues hay que tener siempre presente que cada lote requiere temperaturas diferentes para que sus componentes básicos como azúcares, grasas, proteína y otros, se transformen y den origen a los sabores y aromas característicos. Si tostamos granos con parámetros diferentes en estas variables, evolucionarán de forma distinta durante el tueste. Por lo tanto, es importante separarlos en diferentes densidades y tamaños, teniendo en cuenta, además, la humedad del grano para adecuar el tueste y conseguir una mayor consistencia y uniformidad en el producto.

En el momento de realizar el blend, con los granos ya tostados y aunque el tipo de tueste y el tipo de envase son los principales responsables para conseguir una correcta conservación del café tostado, los grados duros tienen más recorrido a las mismas condiciones de tueste que los granos más livianos, por lo que mezclar cafés con densidades y humedad final diferentes puede desvirtuar el resultado del café en taza.

Densidad, fragilidad y molido

La fragilidad del grano es la resistencia que ejerce a ser molido y aunque, a menudo, se confunde con la densidad, es un parámetro diferente. Tanto se trate de un grano con alta densidad o baja, la fragilidad del café antes de ser tostado suele ser muy baja, siendo realmente difícil, sino casi imposible, moler el café verde. Sin embargo, una vez la estructura celular del grano se ha sometido al calor de la tostadora, el café se vuelve más frágil y quebradizo, aunque sin romperse, si no se interviene expresamente para ello.

Durante el tueste, el grano de café es ca-paz de soportar sin romperse la presión del CO2 y del vapor de agua generados durante este proceso, manteniendo intacta la estructura del grano que, en lugar de quebrarse, se expande, incrementando su volumen y haciéndolo, entonces sí, lo suficientemente frágil como para que pueda ser molido.

En general, los granos más densos permiten una molturación más homogénea, ofreciendo menor número de finos en molienda y reduciendo, también, el cliping. Además, al ser una molturación de menor micraje, el resultado en taza es de un número mayor de sólidos disueltos que contribuyen directamente al sabor y aroma del café.

Fuentes: Cafés Novel, Mocay


TAZAS TÉRMICAS PORTÁTILES PARA CAFÉ

TAZAS TÉRMICAS PORTÁTILES PARA CAFÉ

La Sostenabilidad Eleva la Demanda, los Fabricantes Responden con Innvaación y Variedad

En los últimos años, el mercado de tazas térmicas portátiles para café en España ha experimentado un crecimiento significativo, impulsado por la apuesta de los consumidores por marcas y establecimientos comprometidos con la oferta de experiencias de café únicas, de alta calidad y, sobre todo, sostenibles que faciliten a sus clientes serlo también.

Los consumidores españoles tienen una fuerte afinidad por los productos de café tradicionales, pero están cada vez más abiertos a nuevas variantes de productos y ofertas premium. Cada vez se busca más tener experiencias de café únicas y de alta calidad al tiempo que se exploran diversos perfiles de sabor, en un mercado del café en el que el énfasis en la sostenibilidad y el abastecimiento ético no deja de aumentar. Y esto, tanto dentro como fuera de casa, en cafeterías y restaurantes donde la demanda de este producto aumenta, ofreciendo nuevas vías y oportunidades de disfrutar de un buen café.

En este contexto, la preocupación por el impacto medioambiental y social de la producción de café entre los consumidores es creciente, y estos buscan marcas que den prioridad a las prácticas de comercio justo, que promuevan métodos de cultivo sostenibles y que apoyen los medios de subsistencia de los caficultores.

Con todo esto, “los consumidores apuestan por establecimientos y firmas comprometidas con el medioambiente, la responsabilidad social y optan por productos acordes que les permitan ser consecuentes con sus principios, lo que ha favorecido, por ejemplo, en estos últimos cinco años, un auge en la demanda de tazas térmicas portátiles que respaldan la preocupación ambiental al reducir la dependencia de envases desechables”, explica Cristina Ferrández, Responsable de Marketing de Complementos del Café.

CONSUMO CONSCIENTE Y SOSTENIBLE

Reciclar y reutilizar es una acción que ya está instaurada en buena parte de las estrategias de responsabilidad corporativa de las grandes empresas. Y esto se ve reflejado en el funcionamiento de muchas cafeterías y en el consumo de café en general, augurándose un crecimiento de la demanda a corto-medio plazo de tazas térmicas portátiles en el mercado español.

“Antes de la pandemia, Greenpeace calculaba que en España se tiraban 1.500 millones de envases de café al año, cuando el 99,75% de los vasos de café desechables no se reciclaban. Entonces, la industria se puso manos a la obra para que estas cifras cambiasen, conscientes de que el café sigue prosperan-do como una de las bebidas más consumidas en todo el mundo”, apunta Ferrández, quien, además, añade, “es en este marco que muchas cafeterías, ya han nacido para el take away y premian a los clientes que llegan con su vaso reutilizable, haciendo un descuento o con acciones promocionales como el primer café gratis, si compran el propio vaso de su marca. Está claro que avanzamos hacia una sociedad más sostenible a todos los niveles y que el café no se queda atrás, en ninguna de sus facetas, tampoco en la de su consumo on the way, donde estos vasos termos son instrumentos claves para reducir los residuos plásticos, convirtiéndose, además, en aliados esenciales para los consumidores en su transición hacia un consumo de café más consciente y responsable”.

¿CÓMO ELEGIR UNA TAZA TÉRMICA PARA CAFÉ?

Materiales y fabricación

Actualmente, buena parte de las mar-cas ya optan por fabricar vasos termo de materiales 100% reciclados, siendo los de uso más común, los plásticos reutilizados, el acero inoxidable o los revestimientos de cerámica, entre otros.

A destacar, sobre todo, el uso de plásticos postconsumo, que dan como resultado un material resistente, que simula al vidrio y que resulta especialmente sostenible.

El método de fabricación que se usa para conseguir este plástico postconsumo es el Tritan Renew 50, un tipo diferente de reaprovechamiento de desperdicios plásticos. En concreto, el Tritan Renew 50 es un reciclaje molecular que recupera los residuos de plástico difíciles de reciclar para crear así nuevos materiales. De esta forma se reducen emisiones de gases efecto invernadero y se crean materiales con el mismo rendimiento, calidad y seguridad, tanto para el uso de cafeterías como para el uso doméstico.

Fabricado con materiales sin BPA

Una de las indicaciones frecuentes en la descripción de muchas tazas térmicas portátiles que utilizan plástico en su fabricación es la que nos indica que el recipiente está fabricado con materiales sin BPA. Esto nos indica la ausencia del compuesto químico Bisfenol A, muy utilizado durante los ‘60 y que la mayoría de los fabricantes han descartado tras los resultados de un estudio de hace dos décadas que sugería que la presencia de Bisfenol A en de uso alimentario puede tener efectos nocivos sobre la salud. “BPA FREE”, “0% BPA” o “Libre de BPA”, son algunas de las leyendas que utilizan los fabricantes para advertir al consumidor sobre la ausencia de este compuesto químico en su producto.

Aislamiento Térmico

El aislamiento térmico es la principal característica que define la calidad de un buen vaso termo de café, adicionalmente a otras variantes, también importantes, como la ergonomía de su diseño, tapa y boquilla.

El uso de materiales que son pobres conductores del calor, es la base que utilizan los fabricantes de estos envases para minimizar la transferencia de calor entre el interior y el exterior de la taza térmica y asegurar así, y durante más tiempo, la conservación de la bebida a la temperatura que estaba cuando se ha vertido dentro del recipiente.

Retención de temperatura

El tiempo promedio de conservación de la temperatura en el interior de un buen vaso termo debe oscilar entre 10-12 horas para garantizar un buen uso, existiendo, incluso, tazas térmicas que aguantan hasta 18 horas la temperatura, sin necesidad de sostener un vaso sudado.

Para una mayor durabilidad en la temperatura, el material de la mayoría de estos productos está fabricados con acero inoxidable 304 de grado alimenticio – sin poros ni grietas donde pueda incrustarse suciedad o bacterias - y un revestimiento interior de cerámica TRUE TASTE, que, además, mantiene la infusión libre de olores, aceites y notas de “olores añejos”.

El acero inoxidable 304 18/8 aislado es resistente a la oxidación y retiene el calor durante 12 horas y mantiene el frío durante 24 horas, lo que permite a estos vasos conservar muy bien la temperatura de la bebida, sobre todo la bebida fría (col brew, frappés…) gracias a que tienen una doble pared que aguanta la temperatura perfectamente.

Diseño

La elección del diseño y capacidad del vaso termo dependerá directamente de nuestros gustos, del uso diario que se le vaya a dar y, también, del tipo de bebida con café para el que lo vamos a utilizar.

Hay vasos de viaje que son el mejor aliado para acompañarnos en el coche, pensados para encajar perfectamente en los sopor-tes para este fin incorporados en muchos vehículos. Otros termos vienen con asa ergonómica o con pajita incorporada y son perfectos para llevar a la playa, piscina, campo o cualquier sitio que uno desee, siendo aptos para té frío, cold brew, cocktails…

 

Para coffee lovers

Para los coffee lovers, también existen opciones más “sofisticadas”, como los modelos diseñados para adaptarse a los dispositivos de preparación manual de café más populares, por ejemplo, la V60, facilitando el vertido del café al interior del termo, sin derrames.

También son tendencia reciente, los vasos termos con tapa y un fino borde cónico que imita la forma de una copa de Cabernet, llevando el café directamente hasta nuestras papilas gustativas para facilitar un mejor disfrute y degustación.

De hecho, actualmente, en el mercado hay disponibles una amplia variedad de tazas térmicas para café diferentes, especialmente en cuanto a apariencia exterior del recipiente, se refiere. Esto es, tazas con formas diferentes, recipientes con y sin base de goma antideslizante, vasos con o sin funda, … y sobre todo, también, vasos termo con infinidad de estampados y colores, incluidos colores pasteles que son tendencia y que incluso son utilizados para convertir el vaso termo en un complemento más para combinar.

No obstante, es importante no limitarse solo a la estética; también es esencial asegurarse de que el diseño sea seguro, práctico y cómo-do para nuestras necesidades personales.

En relación con el diseño, apuntar, además, que, si bien es verdad que muchos de vasos termos tienen un diseño específicamente diseñado para degustar el café y disfrutar de su aroma en todas sus preparaciones, los vasos térmicos en general, están pensados para poder llevar, también, otras bebidas, desde té frío a chocolate caliente, etc., por lo que, una vez más, la elección del diseño y la capacidad de nuestra taza térmica dependerá del uso al que la queramos destinar.

 

¿Cómo llenar la taza térmica portátil?

Un tip que recomiendan muchos fabricantes para ayudar a maximizar la capacidad de las tazas térmicas para conservar el café caliente durante más rato es llenar la taza con agua hirviendo antes de verter el café en ella y dejar reposar el agua allí de tres a cinco minutos. De este modo, las paredes del vaso termo se calentarán y evitaremos que el café pierda temperatura cuando lo vertemos dentro. Transcurrido el tiempo, desechamos el agua, llenamos la taza térmica con nuestro café recién hecho y nos aseguramos de cerrar bien la tapa, para no alterar la temperatura.

Tapa y sistema de Cierre

Las tazas térmicas más completas suelen venir equipadas con un protector contra salpicaduras a presión, a prueba de fugas. De este modo, podremos beber el café con seguridad sobre la marcha, sin miedo a que se derrame el líquido del interior.

El sistema de cierre de la boquilla de las tapas de estos recipientes varía mucho en función del fabricante y modelo. Hay vasos termo con tapa con lengüeta, la cual debe deslizarse para dejar libre el orificio para beber o la ranura para introducir una caña. Los hay con tapa abatible antifugas y modelos, también, que incorporan tapas con sistemas de apertura por presión, que permite abrir y cerrar con solo presionar la parte superior de la tapa, y que resultan muy útiles, por ejemplo, si vamos a abrir o cerrar el vaso mientras realizamos otra actividad que nos limita nuestra capacidad para manipularlo.

En cualquier caso, lo más importante es que estas tapas aseguren un cierre hermético, tanto para preservar la temperatura interior como para evitar accidentes mientras bebemos y, que, además, la boquilla esté perfilada para facilitar un consumo cómodo y práctico.

Fuente: Complementos del Café


MERCADO DEL CAFÉ EN 2024 PERSPECTIVAS, DESAFÍOS Y OPORTUNIDADES

MERCADO DEL CAFÉ EN 2024

Perspectivas, Desafíos y Oportunidades

El mercado del café enfrenta un 2024 con importantes desafíos, influenciados por diversos factores que van desde la sostenibilidad y las complicaciones logísticas hasta el crecimiento de la demanda global, la compleja dinámica de la cadena de suministro o la adopción de una nueva normativa de la UE para la importación de café verde que impedirá, a partir del año que viene, entrar café en Europa sin la garantía de que este no haya contribuido a la deforestación en su área de producción. Sergio de Cossio, director de Trading de Icona, y Nacho Garcia Garcia, director general de PergaminoCoffee, nos ofrecen su perspectiva sobre el estado actual del mercado del café y las previsiones y tendencias para el presente año.

El mercado del café es inherentemente complejo, influenciado por una interconexión de factores que abarcan desde condiciones climáticas hasta dinámicas económicas globales. Las variaciones en la oferta y la demanda están profundamente vinculadas a factores climáticos, como sequías o plagas, afectando la producción y generando fluctuaciones en los precios. Además, las condiciones geopolíticas y económicas de los países productores tienen un impacto significativo en la oferta.

DINÁMICAS INTRÍNSECAS Y FACTORES INFLUYENTES

Actualmente, a todo ello, debemos sumar la creciente conciencia ambiental que influye, directamente, en las preferencias del consumidor, agregando una capa adicional de complejidad a este mercado, en el que la volatilidad de los precios, las cambiantes tendencias de consumo y la necesidad de equilibrar la calidad con la rentabilidad se convierten en un desafío constante para la industria de este producto. Y no solo eso, pues este año, la industria del café también deberá afrontar problemas de congestión logística desde determinados orígenes asiáticos a causa de las interferencias de la guerra Hamas Israel en la principal ruta marítima que unen Asia y Europa y por donde transitan gran par-te de los bienes y mercancías que llegan a la UE no solo desde China, sino, también del sudeste asiático, incluido Vietnam,  el mayor proveedor de café al mercado español - 30,16 % de la cuota de importación total cafetera española, en 2022 -.

“La situación es muy difícil como nunca se había visto. En la mayoría de los países productores de cafés robustas, se están dan-do circunstancias muy complejas que están encareciendo una auténtica barbaridad los precios de estos cafés, llegando, en algunos casos, a récords absolutos en la terminal de Londres”, apunta Nacho García García, director general de PergaminoCoffee.

A ello, Sergio de Cossio, director de Trading de Icona, añade el hecho, nada menor, de un mercado con déficit de stocks en destino que está dificultando el trabajar just in time, aumentado por la congestión logística e incremento de los tránsitos desde origen por culpa del conflicto en el Mar Rojo, haciendo difícil suplir la demanda creciente a principios de año.

DESAFÍOS ACTUALES Y PERSPECTIVAS FUTURAS

Y es que el consumo de café en los países consumidores no deja de crecer, tampoco en España, donde todo apunta a un mercado sano, que ya ha vuelto a niveles de consumo prepandemia. “Hasta ahora, solo el incremento del IPC durante los últimos años ha sido el único o al menos el mayor impedimento para un mayor consumo de nuestro producto tanto en el canal alimentación como Horeca”, apunta de Cossio.

Ante este panorama, y si bien, todos los importadores que operan en España pue-den garantizar sus productos al 100 % - el sector de café tostado puede estar tranquilo, en este sentido – lo que resulta aventurado, y quizás, incluso, mucho más que en años anteriores, es predecir los precios de café verde para 2024.

La escasez de stocks, tanto en origen, a nivel de café Robusta, como en destino de forma generalizada, tanto de café Arábica como de café Robusta, crean una falta de oferta a corto plazo que estimula el sobreprecio de las primeras posiciones de Bolsa de ambos terminales (Nueva York y Londres) para la cobertura de café a corto plazo, explica, el director de Trading de Icona, quien, está con-vencido que a medio y largo plazo, los precios dependerán, y mucho, del desarrollo de los stocks y del aumento o no de la cobertura de la Industria. “Es cierto que unos precios tan altos no estimulan la creación de stock, pero es la pescadilla que se muerde la cola, si nadie crea stock los precios seguirán a su vez altos por mantenimiento de la demanda a corto y el déficit de stocks”.

Es en este sentido que, desde el propio sector, cada vez son más las voces que hablan sobre el fin de una etapa para los precios de los robustas y la progresiva configuración de un mercado con precios distintos a los vistos hasta ahora. “Nuestro consejo es tener mucha precaución con los precios actuales de Nueva York y Londres, que estamos convencidos se van a mantener así durante bastante tiempo. Se acabaron los precios baratos de robustas, que lo único que hacen es desvirtuar el gran trabajo en Horeca, con las calidades finales a servir”, advierte Nacho García García, director general de PergaminoCoffee.

TENDENCIAS CONSOLIDADAS Y NUEVAS OPORTUNIDADES

La tendencia hacia un mercado de mayor calidad se mantiene en este 2024, tanto por lo que se refiere a cafés arábicas como robustas, y parece que este viraje de la demanda está consolidado y avalado por unas relaciones en la cadena cada vez más sólidas y con más orígenes comprometidos con estas exigencias, lo que debería facilitar a estos países más implicados una posición más destacada en el mercado, si no la tienen ya.


Rhea lleva "Barista on Demand" al Mobile World Congress 2024, la pausa del café para las ciudades del futuro

Rhea lleva "Barista on Demand" al Mobile World Congress 2024

Milán 29 de febrero de 2024 - Rhea protagoniza la innovación en el Mobile World Congress 2024 con Barista on Demand, la primera cafetería de conducción autónoma que interactúa con el usuario a través del avatar del experto en café Andrea Lattuada, generado por inteligencia artificial, y transforma el consumo de café de una actividad de "ir a la tienda" a una de "tienda a cliente".

Barista on Demand puede verse en acción en Journey to the Future, el área de alta tecnología del MWC (pabellón 6, stand 6A20) que acoge innovaciones de empresas punteras de diferentes sectores.

"Con Barista on Demand replanteamos la experiencia de la pausa para el café combinándola con la movilidad, la conducción autónoma, la inteligencia artificial y el Internet de las Cosas. El Barista, automático y conectado con una app, llega directamente al consumidor, ofreciendo un servicio aún más personalizado y perfila un nuevo modelo de negocio más sostenible y eficiente para el nuevo retail", comenta Andrea Pozzolini, CEO de Rhea. "Estamos orgullosos de llevar al MWC una solución de alta tecnología, la vanguardia de la investigación y el desarrollo de Rhea, que ofrece al mercado productos de vanguardia para la experiencia del café."

Barista on Demand explota todas las nuevas tecnologías para la innovación de la experiencia del café: se desplaza en un vehículo de conducción totalmente autónoma, utiliza Big Data para adaptar su ruta en función de los hábitos diarios de la comunidad y, de forma totalmente autónoma y automatizada, reconoce y se detiene cerca de las personas que interactúan con el avatar del experto en café Andrea Lattuada para elegir su receta de café favorita.

"En China, donde la conducción autónoma ya es una realidad, estamos dialogando con varias ciudades, entre ellas Shenzhen, la más importante en innovación y tecnología, para poner en circulación Barista on Demand ya en los próximos meses. Mientras esperamos la legislación sobre la circulación por carretera de vehículos sin conductor también en Europa, por ahora estamos abriendo mesas de colaboración con empresas del mundo móvil, social y de las aplicaciones para oportunidades de co-innovación y co-venta", concluye Andrea Pozzolini.

Rhea Vendors Group, fundada por Aldo Doglioni Majer en 1960, es uno de los principales fabricantes mundiales de máquinas de vending, tanto de serie como personalizadas. Excelencia del Made in Italy, Rhea destaca desde hace sesenta años por su gran presencia internacional, el diseño de altísimo nivel y la tecnología de vanguardia. Con sede y producción en la provincia italiana de Varese, además de filiales extranjeras en 9 países, Rhea tiene el honor de difundir la cultura del café en 100  países de todo el mundo. De actor mundial del vending a pionero en la introducción del vending en los nuevos sectores de la venta al por menor, la hostelería y la restauración fuera del hogar, Rhea confirma su misión de interpretar y a menudo anticipar un mercado en constante evolución. Las nuevas propuestas de Rhea revolucionan el concepto mismo de hostelería, tanto en el ámbito empresarial como en el doméstico, con una propuesta de valor que mejora el tiempo de pausa para el café.


Tu cafetería exclusiva en casa; La Pavoni Casa Bar.

La Pavoni Casa Bar ofrece un diseño elegante y características de alta gama para disfrutar de auténtico espresso y cappuccino en casa. Con un cuerpo de acero negro y funciones avanzadas como manómetro de presión de bomba y interruptores con LED, esta cafetera se adapta a cualquier espacio y estilo. La Pavoni Casa Bar es la elección perfecta para los amantes del café que buscan calidad y comodidad.


Nuevo tostador Roure: El tostado más preciso.

Roure presenta un nuevo tostador con software de control de tueste para café, desarrollado con Félix Donosti. También lanza tostadores eléctricos ideales para tostadores comprometidos con el medio ambiente. Además, ofrece soluciones de automatización y control de tueste para tostadores existentes, algunos con más de 60 años de antigüedad. Roure sigue innovando en el mundo del café.